lunes, 27 de junio de 2011

La piratería (Parte 1: Don't Copy That Floppy)


Esos tiempos de Barbanegra, de saqueos de barcos, peleas con espada y cañones, el buen grog y el escorbuto ya han acabado, aunque continué la piratería en el mar lo que sabemos de ella es escaso debido a la utilización del termino en los medios para definir la famosa "infracción de derechos de autor". Lo que escribiré a continuación es una opinión de mi persona acerca de este fenómeno y por lo tanto no es para nada objetivo, ya descubrirán porque.



Para entender un poco mejor el término, vamos a definir que derecho de autor es el derecho que tiene un autor con su obra (valga la redundancia), la cual puede ser desde un libro, folleto, obras de teatro, coreografías, canciones, software, comics, entre otros, y lo que puede hacer con su obra puede ser, presentación, distribución y venta.




Actualmente existen muchos problemas con la venta de productos piratas, copias de productos originales, ya sean llamados Música, Películas o Programas de Computadora, y las empresas hacen todo lo posible por tirar abajo este negocio, pero no encuentran ninguna manera de hacerlo.



Han intentado con software anti-copia, pero cada uno que sale al mercado es crackeado al instante y por lo tanto inservible e inclusive algunas compañías han tomado puestos muy agresivos con este software, que termina siendo increíblemente peligroso para el cliente, tal es el caso de Sony en su escándalo del XCP, donde literalmente un rootkit se instalaba al ingresar el disco en una computadora, haciendo que fuera vulnerable a cualquier tipo de ataques de malware como virus o troyanos (y realmente lo hicieron, muchos virus explotaban esta característica), pueden leer con más detalle sobre el XCP, aquí.



También han creado algo llamado DRM, o "Gestion de Derechos Digitales" que son mecanismos creados por empresas para limitar el uso de los archivos digitales previamente comprados, es decir, dictan como reproducir el archivo, donde reproducirlo, si puedes copiarlo o no, ya que estos archivos solamente pueden ser reproducidos con programas o hardware especial y solo en el dispositivo para el cual haya sido comprado. Entre estas empresas se encuentra Apple, Microsoft, la antes mencionada Sony, Disney, Warner Brothers, Panasonic entre muchas otras.
Pero entonces los archivos que hayamos "comprado" no son en realidad nuestros, le pertenecen a la compañía a la que le entregamos el dinero y puede hacer lo que le plazca con ellos, inclusive eliminarlos, tal es el caso de Amazon con su e-Book Reader Kindle, que tras descubrir que un publicante no tenía el derecho de publicar ciertos libros, así que los borró de los Kindle de gente que ya había comprado y les regresó su dinero, interesantemente esos libros eran 1984 y Granja Animal de George Orwell, imagine comprar un archivo y al día siguiente amanecer sin él.



Así que los libros, los comics, las películas, los videojuegos, las canciones y demás no nos pertenecen, mírenlos, les pertenece a las personas que los realizaron y si quieren pueden llegar a nuestra casa y llevárselos, aunque nos hayan costado. No estoy en contra de los derechos que tiene un autor sobre sus obras, sin embargo lo estoy del copyright y de las tonterías que hacen las corporaciones por evitar la "piratería".

Es bien conocido que los verdaderos autores intelectuales ganan una mínima parte del total de ganancias de sus obras, el resto se lo quedan las empresas discográficas, publicantes, distribuidores y las sociedades de autores, así que ¿Quien es la persona que ejerce esos derechos?




En conclusión, es mucho mejor apegarnos a licencias que no afecten nuestras obras ni a nuestro público, como Creative Commons, más flexibles y más abiertas, con condiciones como "Reconocimiento" o "Sin obras derivadas" (pueden leer más aquí), no afectarán en nada a las ganancias que uno puede generar, ya que también el perseguimiento de infractores, la generación de software anti-copia y DRM cuestan dinero y la gente que copie y distribuya tu trabajo a personas que les guste finalmente comprarán un producto original o asistirán a un concierto, exposición o demás.
Otra solución es generar contenido barato para que la gente no se valga de la piratería, ahorrando en recursos como el medio (Un CD en una cajita de cartón basta) y generando diferentes presentaciones de la obra, la versión barata que acabamos de mencionar y la versión coleccionista, de un precio elevado pero con diferentes características dignas para pagarlo.

Nosotros como clientes también debemos saber que si nos gusta realmente algo y podemos permitírnoslo, compremos productos originales, claro, analógicos o sin DRM o ningún mecanismo que nos limite nuestros derechos de comprador.

En la siguiente parte hablaré del P2P y del Fair Use. 

Bonus: Aquí les dejo un par de cuentos que he escrito a lo largo de mi vida, no son la gran cosa pero disfrútenlas, todas están bajo Creative Commons, obviamente: Descargar.

12 comentarios:

  1. siempre me hace sonreir el video lol...

    ResponderEliminar
  2. had to use the google translate on this one. And DRM stuff sucks, but it is what it is.

    ResponderEliminar
  3. "Don't Copy That Floppy" was the best deterrent from piracy I've ever seen

    ResponderEliminar
  4. What a great post. ") liking the kitty pic haha.

    ResponderEliminar
  5. baje los documentos, los voy a leir.

    ResponderEliminar
  6. In high school one of my instructors showed us "Don't Copy That Floppy" before we could work on the computers! LOL!

    ResponderEliminar
  7. Great read, never knew that the stuff we buy on the net such as music and videos are not ours but still belong to the company. :|
    Funny video heaps old school, with a catchy song.

    ResponderEliminar